Mayor capacidad, gran resistencia y un diseño que facilita y mejora la higiene del producto son algunas de las características de la nueva cesta monobloque Shop & Roll 65L que Araven acaba de lanzar al mercado. Con ella, la empresa aragonesa culmina la gama creada para facilitar y mejorar la experiencia de compra en los puntos de venta. Precisamente, el lanzamiento del nuevo producto coincide con el décimo aniversario de la primera Shop & Roll, que revolucionó el sistema de compra al introducir dos ruedas y asa telescópica a las cestas tradicionales.

Esta cesta para la compra ha evolucionado en estos años hacia una mayor movilidad -con la incorporación de cuatro ruedas- y capacidad, hasta alcanzar los 52 litros. A lo largo de esta década, ha vendido más de cinco millones de unidades en 30 países de los cinco continentes.

Ahora, Araven da un paso más con el lanzamiento de la nueva monobloque de 65 L., que aporta además al mercado una destacada innovación: es la única cesta fabricada en una sola pieza bicolor. Realizada en plástico con tecnología bi-inyección en el mismo proceso de producción, reduce así el riesgo de rotura en uso por unión de piezas.

Cómoda a una sola mano, o dos, se conduce sin esfuerzos tanto hacia delante tipo carro (gracias a sus 4 ruedas, 2 fijas y 2 giratorias 360º) como tipo trolley, que acompaña en todo momento al usuario a lo largo del acto de la compra. Es ligera y ergonómica, sin mecanismos ni movimientos en el momento de uso o recogida. Su asa continua hasta la base enrejillada de la cesta aporta robustez al conjunto.