La Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases ha celebrado en Madrid la I Jornada Envase y Sociedad, un foro para que ciudadanos, consumidores, organizaciones e instituciones puedan poner en común sus opiniones y puntos de vista respecto al ciclo de vida de envases y embalajes. Carlos Martínez Orgado, portavoz de la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases, ha presentado el estudio “Envase y Sociedad: nuevos envases larga vida”, donde se analizan las principales cuestiones sociales por las que existen y son necesarios los envases, así como las innovaciones y avances tecnológicos que se han producido en este ámbito y cómo han impactado en la sociedad. Contener, proteger, conservar, distribuir y transportar, responder a las demandas del consumidor, así como informar, permitir la trazabilidad y garantizar la seguridad, han de ser las funciones esenciales de cualquier envase.

Tanto en el estudio como a lo largo de la Jornada se han analizado también las innovaciones y nuevas tecnologías aplicadas a los envases con el fin de adaptarse a las nuevas necesidades de los consumidores. El uso de materiales activos e inteligentes, conocidos como Smart Packaging, una tendencia creciente de los últimos años, pretende mejorar de manera continuada la funcionalidad de los envases. Por su parte, los envases activos son aquellos a los que se les añade intencionadamente un componente que permita quitar o introducir determinados elementos en los alimentos, para mejorar su conservación.

El consumidor tiene también su espacio en el estudio. Así, el mejor conocimiento de sus necesidades diarias permite optimizar las funciones de los envases. Para ello, se han utilizado los datos de uno de los estudios de referencia en la UE, realizado por Defra este mismo año. Entre las conclusiones destaca que los consumidores que tienen una percepción más positiva sobre los envases son los que los identifican con una manera de mantener los productos más frescos. En cuanto a la percepción de los europeos sobre la innovación, destaca que el 56% conoce los envases de “abrir y cerrar” y el 40% sabe de aquellos que mantienen el producto fresco por más tiempo. También son populares los envases reciclables (40%), así como los divisibles (32%).