Linde Material Handling ha lanzado la nueva generación de carretillas retráctiles Linde R 14 a R 20 para el rango de capacidades de carga de 1.400 a 2.000 kg. Con un diseño compacto y ágil, estos vehículos permiten hacer más productivo el flujo de materiales en los almacenes, ya que disponen de una gran cantidad de nuevas soluciones técnicas que aumentan su confort, potencia, seguridad y facilidad de mantenimiento. Además, un mayor número de variantes disponibles de mástiles, chasis, baterías y equipamientos opcionales permite realizar soluciones personalizadas con base en los productos de serie.

Su campo de uso principal es la reposición de mercancías en los niveles bajos de las estanterías para la preparación de pedidos, así como el almacenaje a gran altura. Esta característica se debe a un nuevo concepto de mástil con perfiles reforzados, que aportan una mayor rigidez al mástil, reducen la flexión del mismo y proporcionan una capacidad residual incrementada en hasta un 20%. Además, la desarrollada disposición de los perfiles de mástil, guías de cadenas y cilindros de inclinación optimiza la visibilidad a través del mástil.

Linde ha prestado gran atención a la mejora de la ergonomía. El resultado reduce la fatiga del conductor, protegiendo su salud. La consola de mando ofrece varias posibilidades de ajuste, para que el operario pueda adaptar la unidad, formada por volante, pantalla, palancas(joystick) y reposabrazos, individualmente a su estatura y medidas corporales. Muchas de las nuevas funcionalidades y características de la carretilla retráctil forman parte del equipamiento de serie.