AMDPress.- La facturación del grupo de distribución holandés Ahold descendió en el primer trimestre del 2003 un 11,3% respecto al mismo período del año anterior, alcanzando 17.400 millones de euros, frente a los 19.600 millones facturados por el grupo en el primer trimestre del ejercicio anterior. Según la holandesa, la caída en la facturación se explica por la devaluación del dólar respecto al euro.

En Europa (Holanda, España y Europa Central), la facturación aumentó durante el primer trimestre del 2003 en un 2,6% respecto al mismo período anterior; mientras que en EEUU, facturó 8.300 millones de dólares en el sector de la venta al por menor, un 4,8% más que en el mismo trimestre de 2002; por su parte, en el sector “foodservice”, los ingresos descendieron en un 1,5%, pasando de 5.400 millones de dólares en los tres primeros meses del 2002 a 5.300 millones en el mismo período del 2003. Ahold intenta recuperarse del escándalo financiero en los Estados Unidos, donde su filial, U.S Foodservice, infló sus beneficios en 880 millones de dólares.

En América Latina (Brasil, Argentina, Chile, Perú y Paraguay), donde Ahold quiere vender sus tiendas, ingresó 580 millones de euros, un 42,7% más que en el mismo período del 2002, cuando las ventas ascendieron a 407 millones de euros. El incremento se explica por la adquisición de la totalidad de las acciones de Disco Ahold International Holdings, en la que la compañía holandesa compartía capital con Velox.