Aral Digital.- Royal Ahold, principal grupo de distribución holandés, ha reducido su beneficio neto un 63,4% en 2008, hasta totalizar 1.079 millones de euros, frente a los 2.945 millones registrados el año pasado. En lo que a la facturación se refiere, la cadena de los Países Bajos incrementó sus ventas un 3,3% hasta alcanzar los 25.722 millones de euros.

Los resultados obtenidos por la compañía en el cuarto trimestre de 2008 reflejan importantes crecimientos respecto al último tramo del ejercicio anterior. Así, el beneficio neto de los últimos cuatro meses del año se cifró en 285 millones de euros, un 8,8% más que en el mismo periodo de 2007; mientras que la facturación también subió (12,9%) hasta sumar 6.595 millones de euros.

“Aunque el panorama económico siga deteriorándose, creemos que el negocio está bien preparado para responder a los efectos de la recesión. Seguimos mejorando nuestra oferta y reduciendo costes. Contamos con las capacidades necesarias de responder rápidamente y con eficacia a los cambios en el comportamiento del consumidor. Pese al deterioro continuado de la economía, en las primeras semanas de 2009 no hemos apreciado cambios significativos en los hábitos del consumidor”, ha señalado John Rishton, consejero delegado de Ahold.

“Confiamos en que estamos aplicando la estrategia, el modelo de negocio y la oferta de producto corretos. Sin embargo, reconocemos que con las condiciones actuales, es posible que tengamos que realizar ajustes de balance entre ventas, cuota de mercado y ganancias. La inversión de capital en 2009 estará por debajo de los 1.000 millones de euros”, ha adelantado Rishton.