Alcampo alcanzo en Espana durante su ultimo ejercicio una cifra de ventas bruta de 402.200 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 10,7% respecto a la obtenida en el ejercicio anterior. La cifra de ventas neta fue de 365.200 millones, un 10,5% mas. El cash-flow bruto de explotacion fue de 18.657 millones de pesetas ( 13,1%), el 5,11% sobre las ventas netas. Por su parte, el beneficio de las actividades ordinarias llego a los 8.597 millones de pesetas, un 28,75% mas, lo que supone el 2,35% sobre las ventas netas. El beneficio neto de la compañia en Espana y Portugal alcanzo los 2.900 millones, un 237% mas frente a los 859 millones de 1998. A este respecto, Jesus Lopez, director financiero de Alcampo, ha indicado que "a fecha 31 de diciembre de 1999 se cancelo el endeudamiento bancario de la compra de Jumbo. Ahora estamos recogiendo los frutos de aquella operacion". Hay que tener en cuenta que las actividades de Alcampo en Espana han tenido que soportar las amortizaciones de la compra de Jumbo. El director financiero señalo que los fondos propios de la compania se elevan a "70.000 millones de pesetas con un nivel de endeudamiento cero". Durante el pasado ejercicio, Alcampo invirtio 10.698 millones de pesetas, de los que mas de 5.000 fueron empleados en la remodelacion de centros (sobre todo en lo referente a las secciones de productos frescos y platos preparados). La inversion prevista por el grupo galo en los proximos cinco anos (2000/2004) se elevan a 111.000 millones de pesetas. Para el presente ejercicio, Alcampo, que gestiona 36 hipermercados en Espana, tiene previsto inaugurar dos nuevos centros en Mataro (11.800 metros cuadrados) y Utrillas (10.400 metros cuadrados). Para el año 2001, preve abrir cuatro establecimientos mas en Aldaia (12.000 metros cuadrados), Orotava (7.500 metros cuadrados), Barcelona -Diagonal Mar - (15.300 metros cuadrados) y Alicante -Bon Hivern- (10.000 metros cuadrados). Respecto a la posibilidad de la compra de algun centro de los que Carrefour tenga que desprenderse, Patrick Coignard, director general de la compania, apunto el posible interes de Alcampo, aunque "dependera de su localizacion y del precio". Por lo que respecta a la liberalizacion de los horarios comerciales, Coignard se mostro favorable, ya que "si nos quedamos con los horarios restringidos, se beneficiara el comercio electronico. En cualquier caso, deberiamos dar la opcion al cliente para que el decida si quiere o no tener abiertos los comercios los domingos". En este sentido, el director general de Alcampo senalo que "libertad no significa obligacion".