AMDPress.- La cadena de distribución Alcampo ha recuperado cerca de 30.000 toneladas de papel, cartón, madera, plástico y chatarra en 2005, gracias a su Plan Integral de Gestión de Residuos. De esta forma, la cadena ha evitado que 24.300 toneladas de papel y cartón, cerca de 4.000 de madera, 500 de plástico y más de 200 toneladas de chatarra fueran a parar al sistema de vertederos, donde cada tonelada cuesta de media 72 euros (2,2 millones de euros en total).

Además, el reciclado de las 24.300 toneladas de papel y cartón ha evitado la tala de 552.000 árboles y la emisión a la atmósfera de contaminantes equivalentes a la quema de casi 19 millones de litros de gasolina. Junto con los beneficios medioambientales, la efectiva gestión de residuos propicia la creación de empleo en el sector del reciclaje; en este sentido, los materiales recuperados por Alcampo generaron 52 puestos de trabajo.

La cadena de distribución participa, además, en el Sistema Integrado de Gestión Ecoembes para la recogida selectiva y posterior tratamiento de los envases identificados con el punto verde. Asimismo, la empresa difunde comportamientos respetuosos con el medio ambiente entre los 15.000 empleados, a través de formación, y entre sus clientes. En este sentido, Alcampo ha lanzado en 2004 una bolsa transparente que sustituye a la tradicional blanca y que es más ecológica, ya que no contiene titanio, y también las bolsas reutilizables de color verde, por las que el cliente sólo paga una cantidad simbólica una única vez y la compañía la repone siempre que sea necesario.

A finales de 2005, la cadena de distribución lanzó en su hipermercado de Albacete la “Caja Verde”, una caja de salida reservada para los clientes que llevan sus propias bolsas al establecimiento. Además aquí también se dispensan las bolsas verdes reutilizables y unas tipo “capazo” más resistentes y de mayor capacidad.