AMDPress.- La patronal que agrupa a las grandes superficies, Anged, ha denunciado a la Generalitat de Cataluña ante la Comisión Europea por prácticas restrictivas de la competencia. Mario Monti, comisario europeo de Defensa de la Competencia, ha admitido a trámite la denuncia y ha abierto un expediente, solicitando a la vez toda la información necesaria al Ejecutivo catalán a través del Ministerio de Economía.

El sector del gran comercio considera que el nuevo impuesto catalán, aprobado en diciembre de 2000 por el Parlamento catalán y que grava su actividad (con 17,4 euros el metro cuadrado a todos aquellos establecimientos con una superficie superior a los 2.500 metros cuadrados), atenta contra la libertad de mercado y crea un agravio comparativo con el resto de formatos de distribución.