El Grupo Avilés, una de las bodegas más importantes de Castilla La Mancha envasadora y comercializadora de vinos de la D.O. Mancha, vinos de la Tierra y vinos de mesa, acaba de cerrar la operación de compra de las bodegas Cuevas del Granero, situadas en la localidad toledana de Quintanar de la Orden. La operación ha supuesto un desembolso de 250 millones de pesetas por parte de Avilés, que ha realizado una ampliación e capital de 50 millones de pesetas, de modo que el capital actual de Cuevas del Granero asciende a 240 millones de pesetas. La bodega toledana facturó el pasado año un total de 1.200 millones de pesetas, con una comercialización en volumen de 20 millones de litros de vino. Sus instalaciones cuentan con 10.000 metros cuadrados de superficie y la planta tiene una capacidad de envasado de 50 millones de litros (en brik y botella) y una capacidad de almacenaje y elaboración de 9 millones de litros. Tras la compra, la intención de Avilés es relanzar la bodega, para lo que en los próximos meses prevé cambiar las marcas existentes en Bodegas Cuevas del Granero y consolidar el liderazgo de la bodega en el segmento de primer precio. No obstante, el Grupo Avilés, que tras la compra espera llegar a los 7.500 millones de ventas netas este año, contará con la totalidad del equipo comercial actual y mantendrá la autonomía de la bodega, funcionando como empresa independiente dentro del grupo.