Según fuentes de la Confederación Española de Comercio, los consumidores españoles gastarán una media de 90,15 euros (15.000 pesetas) por persona en la temporada de rebajas de verano que comenzó oficialmente ayer, primero de julio.

La Confederación estima que los comercios y grandes superficies aumentarán sus ventas durante las rebajas de este verano entre un 4% y un 5% en relación con la misma temporada anterior. Este aumento será, sin embargo, de hasta el 10% en el caso del sector textil.