Aral Digital.- El Grupo Carrefour ha cerrado el primer semestre del año con unas pérdidas de 58 millones de euros, frente a los 744 millones de beneficios que obtuvo en el mismo periodo de 2008. Esta caída viene determinada, según explica la propia compañía, por la política de descuentos de precios puesta en marcha por el grupo francés en los últimos meses.

Por otra parte, la cifra de negocio de Carrefour en los seis preimeros meses de 2009 también se ha reducido un 1,6%, hasta 41.227 millones de euros, mientras que el beneficio operativo (ebit) ha retrocedido un 66,3%, hasta totalizar 499 millones.

En un análisis más pormenorizado, el mercado francés ha experimentado un descenso de ventas del 3,6%, mientras que en el resto de Europa, en donde contrasta la “ligera mejora” registrada en el segundo trimestre en Italia y Bélgica con la “difícil” situación del mercado español, han caído un 5,4%, hasta 307 millones de euros. El panorama es bien distinto en la zona latinoamericana y asiática, ya que en la primera los ingresos crecieron un 8,1% y en la segunda un 14,8%.

Sea como fuere, el grupo galo mantiene sus previsiones para este año, que apuntan a una generación de flujo de caja de 1.200 millones de euros y un resultado operativo que se sitúa entre los 2.700 y 2.800 millones.

De otro lado, y en lo que a expansión comercial se refiere, Carrefour ha puesto en marcha un hipermercado en la localidad valenciana de Massalfassar. Este establecimiento, ubicado en el Parque Comercial El Manar, cuenta con una sala de ventas de 5.000 metros cuadrados, 18 cajas de salida y un aparcamiento con capacidad para 500 vehículos. El centro ofrece a sus clientes un horario ininterrumpido de 9 de la mañana a 22 horas.

Con Carrefour Massalfassar, que cuenta con una plantilla de 120 profesionales, la empresa de distribución suma ya 6.000 trabajadores directos y 10.800 indirectos en la Comunidad Valenciana.

El hipermercado ofrece un surtido de más de 60.000 artículos de alimentación, bazar, electrodomésticos y textil, y da servicio tanto a los más de 2.000 habitantes del municipio valenciano, como a las poblaciones limítrofes de Albuixech, Masamagrell y Museros.