AMDPress.- Carrefour no podrá vender en sus hipermercados los cosméticos y productos de belleza de la empresa francesa Clarins. La Audiencia Provincial de Madrid ha obligado al grupo de distribución a retirar de sus estanterías estos artículos, ya que no contaban con la autorización legal de su propietario.

Además, Carrefour tendrá que pagar los daños y perjuicios causados como consecuencia de la importación paralela de la marca, que Carrefour realizaba a través de Engel, un distribuidor de Baleares.

Según la Audiencia, “la exposición y venta por Carrefour de los artículos de Clarins no se realiza con el ambiente de exclusividad y lujo que rodea la imagen de esta marca”. Carrefour España aseguró ayer que ha decidido no recurrir la sentencia. Clarins también vende sus productos en El Corte Inglés, pero en espacios reservados y con su propio personal.