El grupo Carrefour formalizaba a finales de junio sendos principios de acuerdo con Alcampo y el Grupo Eroski para la venta de los tres hipermercados que le faltaban por vender de los doce incluidos en el plan de desinversiones exigido por el Gobierno español. Los centros situados en San Adrián (Barcelona) y La Vega (en el municipio madrileño de Alcobendas) han sido adquiridos por Alcampo; mientras que el de Las Palomas, en Algeciras (Cádiz), se lo ha quedado el Grupo Eroski.

Estos acuerdos serán efectivos a partir del próximo día 1 de agosto, una vez hayan sido aprobados por el Servicio de Defensa de la Competencia, aunque Alcampo ya ha anunciado que remodelará y cambiará sus enseñas durante el mes de agosto y que integrará sus plantillas respectivas. Proceso similar al que llevará a cabo el Grupo Eroski con los cuatro hipermercados que compró hace un mes (El Corte Inglés ya lo ha hecho con los cinco que se quedó) y con el que ahora ha adquirido.

Como se recordará, la filial de Auchan anunció su retirada de la primera puja abierta por Carrefour sobre los 12 hipermercados en venta, aunque sí acudió a una segunda abierta en el mes de junio. El hipermercado de Sant Adriá cuenta con una plantilla de 252 empleados, una superficie de 11.700 metros cuadrados y está emplazado en una galería comercial con 43 tiendas; mientras que el de Alcobendas cuenta también con la misma superficie de ventas, emplea a 270 trabajadores y está rodeado de una galería con 87 tiendas.