Aral Digital.- El Grupo de distribución Covirán prevé cerrar 2008 con unas ventas totales de 435 millones de euros, un 10% más que en 2007, según los datos facilitados hoy, en la sede central de la compañía, por los máximos responsables de la misma, su presidente, Antonio Robles, su director general, Antonio Salas, y el subdirector general, Luis Osuna.

A estas cifras contribuirán, sobre todo, los crecimientos esperados en productos frescos (75 millones de euros y un incremento del 20%) y productos Covirán (68 millones de euros y un 20% de incremento). Para finales de 2008, Covirán se propone alcanzar los 2.500 supermercados.

Por otra parte, las inversiones previstas del grupo, dentro del bienio 2008-2009, alcanzarán los 36,2 millones de euros. Entre sus proyectos se encuentra la construcción de plataformas para sus nuevos mercados en Asturias y Castilla-La Mancha, con una inversión conjunta de 9 millones de euros; la reforma o nueva construcción en sus plataformas de Vélez Málaga, Vera, Zamora y Andújar, a las que destinará 14,4 millones de euros; y la inversión de 3,9 millones de euros en la adquisición de terrenos para la construcción de un futuro centro logístico en Andalucía.

Covirán ha cerrado el ejercicio 2007 con una cifra de negocio de 395 millones de euros, lo que representa un 4% más que en 2006. El crecimiento acumulado ha sido del 31% en el último quinquenio. El año 2007 ha supuesto un paso adelante hacia la consolidación de la entidad, alcanzando los 1.865 socios y los 2.253 supermercados con una superficie de venta que supera los 305.000 metros cuadrados, distribuidos en 29 provincias españolas y 13 comunidades autónomas.

Este crecimiento se refleja también en su plantilla que, en 2007, alcanzó los 11.845 empleados de los que 700 trabajan en los servicios centrales de la cooperativa o en sus distintas plataformas, mientras que el resto pertenecen a los distintos supermercados de la enseña Covirán.

En cuanto a sus ventas, la cadena alcanzó los 395 millones de euros, con un notable protagonismo para los productos frescos y para la marca blanca de la cooperativa que, año tras año, ganan cuota en sus ventas. Así, en 2007, los productos frescos alcanzaron unas ventas de 62,8 millones de euros (un 9,9% más), mientras que los productos de marca Covirán llegaron a los 56,7 millones (un 8,26% más).

Por otra parte y desde el punto de vista del balance económico-financiero de la entidad, el año se cerró para Covirán con unos beneficios antes de impuestos de 1,9 millones de euros (un 16% más que en 2006), un cash flow de 6,8 millones de euros (20% superior al del año anterior) y un EBITDA de 8,1 millones de euros, con un incremento respecto a 2006 del 18%.