El grupo Danone ha adquirido una participación minoritaria del capital de Shanghai Bright Dairy, líder del sector de productos lácteos frescos en China, con una facturación anual de 250 millones de dólares (50.500 millones de pesetas). La operación, todavía pendiente de la aprobación del gobierno chino, tiene como objetivo integrar las actividades del grupo Danone en el seno del grupo chino. Según fuentes del grupo Danone, con esta alianza "que incluye un intercambio de tecnología y recursos de marketing, se reforzará la presencia en el mercado chino". Este país asiático se ha convertido en una zona estratégica para el desarrollo de la multinacional francesa, que ya dispone de una presencia relevante en los sectores de aguas envasadas y biscuit.