Aral Digital.- La multinacional francesa de distribución E. Leclerc ha facturado 14.895 millones de euros en la primera mitad del año, lo que supone un incremento del 5% respecto al mismo periodo de 2010. Las ventas de la cadena alcanzan los 18.693 millones si se incluye la comercialización de combustible.

En el mercado galo su cifra de negocio ha aumentado un 5,09%, hasta totalizar 13.982 millones de euros (17.608 millones con las ventas de combustible). Citando a Kantar Worldpanel, la compañía asegura que su cuota de mercado en Francia ha crecido 0,6 puntos porcentuales, y se sitúa actualmente en el 17,7%. Por otro lado, los activos internacionales de E. Leclerc han registrado unas ventas de 913 millones de euros, que representan un incremento del 0,2% respecto al primer semestre de 2010.

En referencia al parque comercial, la compañía prevé 115 aperturas para este ejercicio, “una política de diversificación dinámica y exitosa que simboliza la continuación de la lucha histórica de la enseña por acceder a nuevos productos y servicios para los consumidores”, explican fuentes de la multinacional.

Según ha explicado el presidente del conglomerado, Michel-Edouard Leclerc, estos buenos resultados se deben a su política de precios competitivos. De hecho, la compañía se ha marcado como objetivo el mantenimiento de la inflación general de precios, incluidos los alimentos, por debajo del 2%.

La empresa está presente en varios países europeos como España, con 18 centros, Italia (33), Polonia (40), Portugal (22), Eslovenia (dos) y Andorra (dos). En España, el pasado mes de mayo E. Leclerc compró siete hipermercados a Eroski situados en la Comunidad de Madrid, que totalizaban 39.770 metros cuadrados de sala de ventas. De este modo, se sumaron a los 11 puntos que tenía funcionando en el país: Almendralejo (Badajoz), Trujillo (Cáceres), Carbajosa de la Sagrada (Salamanca), Miranda de Ebro (Burgos), Soria, Trobajo del Camino (León), Ciudad Real, Aranjuez (Madrid), Pamplona, Murcia y Vitoria.