Aral Digital.- El sector de Gran Consumo ha caído un -0,8% en volumen en los nueve primeros meses del año, mientras que el descenso en términos de valor se cifra en un -2,5%, según el panel de consumidores de Kantar Worldpanel, presentado hoy, 22 de noviembre, en Madrid.

El mercado viene arrastrado por los productos frescos perecederos, que ceden un -4,2% en volumen y un -3,2% en valor, mientras que la alimentación envasada se mantiene en volumen (-0,6%) y genera un -1,8% menos de valor que el mismo periodo del año anterior. Por el contrario, los mercados de la droguería y la perfumería mantienen un crecimiento sostenido en volumen, hasta septiembre ( 2,9 y 3,8%, respectivamente), mientras que caen en valor (-2 y -2,6%, respectivamente).

La consultora prevé que en 2011 se producirá una “mejora moderada” en lo que a volumen se refiere de todo el sector. Según Kantar Worldpanel “para la alimentación se proyecta una importante mejora respecto a su evolución actual, mientras que se anticipa un ligero empeoramiento para la droguería y algo más intenso para el de perfumería”, ha explicado Raquel Arribas, directora de Servicio al Cliente de la compañía.

Asimismo, las 30 principales marcas de Gran Consumo han crecido un 2,1% en valor en el último año, mientras que el total de marcas del fabricante ha descendido un -3,7%. Por su parte, el incremento de las marcas de la distribución se ha situado en un 2,6%, “y seguirá creciendo en los próximos meses”, ha remarcado Arribas. Sobre la llamada 'guerra de precios', la responsable de la empresa ha afirmado que “se producirá una estabilización, ya que una guerra de precios constante es un sinsentido”.

Por otro lado, la empresa ha identificado cinco nuevas tendencias que marcarán el consumo a medio plazo. Así, el consumidor se ha vuelto más planificador y racional a la hora de hacer sus compras, optimizando al máximo sus presupuestos; además, ya no busca solamente precios bajos, sino que quiere más por el mismo precio o lo mismo a un precio menor. Del mismo modo, Kantar prevé que la sostenibilidad, la salud e Intenet “moverán el sector en los próximos años”, apunta Raquel Arribas.

Por último, la consultora ha realizado un estudio a largo plazo (con vistas a 2025), en el que observa un “estancamiento de la demanda” como consecuencia de la ralentización en el crecimiento poblacional. Igualmente, el informe pronostica un “senior boom”, ya que los retirados pasarán de ser el 22,8% de la población a representar un 27,3%, dando lugar incluso a un nuevo target denominado “la cuarta edad”, compuesto por personas mayores de 80 años. Estos nuevos consumidores “no arrastrarán costumbres, sino que sus hábitos de compra cambiarán a medida que se hagan mayores”.