El hurto causa más de dos billones de pesetas de pérdidas anuales a las empresas europeas de gran consumo, lo que representa alrededor de un 2% del total de facturación de las mismas. Esta es la conclusión a la que han llegado importantes empresas de fabricación y distribución como Gillette, Procter & Gamble, LOréal, Colgate-Palmolive, ICA, Safeway o El Corte Inglés, todas ellas englobadas en un grupo de trabajo de ámbito europeo que trabaja en la búsqueda de soluciones a esta problemática. La "desaparición" de los artículos se produce en varios puntos de la cadena comercial. Concretamente, un 75% de las pérdidas se registra en las tiendas, mientras que al 25% restante se le pierde la pista desde que el producto sale de fábrica hasta que llega al punto de venta. Ante la magnitud del problema, AECOC ha decidido potenciar la actividad de su Comité` de Prevención de Pérdida Desconocida, que, desde 1993, trabaja en la realización de estudios sobre esta problemática y en la búsqueda de soluciones a la misma. El Comité` ha constatado, sin embargo, que una de las principales barreras con que se encuentran las empresas para afrontar de un modo efectivo el problema del hurto es la de un marco legal muy limitado. En opinión de varios miembros del Comité` de AECOC, "tenemos un Código Penal que no penaliza". En España, según el último estudio de AECOC, las empresas de gran consumo dejan de ingresar unos 160.000 millones de pesetas al año por este concepto, lo que supone un 1,25% del total de su facturación.