El mercado portugués de panificación y pastelería industrial ha mantenido en los dos últimos años una positiva evolución, alcanzando en el último año los 68.000 millones de escudos (alrededor de 56.440 millones de pesetas), con un volumen aproximado de 168.000 toneladas, cifras que representaron aumentos de alrededor del 6% respecto a 1998, según los datos del Estudio Sectores Portugal de DBK. En cuanto a las previsiones para los próximos dos años, se prevé que el crecimiento del mercado no supere el 5% anual, por lo que su valor se situará previsiblemente en torno a los 75.000 millones de escudos. Según DBK, este crecimiento del mercado se verá favorecido por el desarrollo del segmento de masas congeladas, cuyo consumo registra un fuerte proceso de expansión, con incrementos anuales superiores al 20%. Lo pastelería y bollería consituyen el principal segmento del mercado luso, con una participación del 40% sobre el valor total de ventas, seguido del segmento de galletas, con el 31%. Aunque si bien ambos segmentos redujeron sus cuotas de mercado entre 1997 y 1999, en contraste con la evolución de las masas congeladas.