Aral Digital.- El fundador y presidente de la cadena de supermercados Alimerka, Luis Noé Fernández, falleció ayer a los 53 años como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria que le sobrevino instantes después de sentirse indispuesto.

El principal accionista de la compañía, al que se le había diagnosticado hace más de un año una grave enfermedad, se encontraba trabajando en su despacho de la sede la empresa a la espera de viajar a Madrid para asistir a una reunión del consejo de administración de la central de compras de IFA cuando se sintió indispuesto, sufriendo una parada cardiorrespiratoria que no pudo superar.

La continuidad de la compañía recae ahora sobre el equipo de colaboradores que creó en los últimos 20 años (a los que hace un mes se incorporó como director general Javier Cuesta, ex director de la Cámara de Comercio de Oviedo) y sobre el hijo primogénito del empresario, Alejandro, de 28 años, que lleva año y medio en el grupo.

El presidente de Alimerka, casado y con dos hijos, nació en Moreda (Aller) en 1955, aunque su familia es natural de Grado. En la actualidad desempeñaba el cargo de vicepresidente de la Cámara de Comercio de Oviedo y vocal del comité ejecutivo de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE).

Se trasladó a Oviedo con su familia siendo él un niño y en la capital asturiana cursó estudios de enseñanza primaria y bachillerato. Con 14 años empezó a trabajar en el negocio de ultramarinos que su padre gestionaba en la ciudad ovetense. Al fallecer éste, con 16 años se hizo cargo del negocio. Antes de fundar la primera tienda del grupo Alimerka, Luis Noé Fernández trabajó en el departamento de telas de Galerías Preciados y fue jefe de la sección de lácteos de Pryca. También trabajó en las cadenas de alimentación Canguro y Califresh.