El desarrollo que está adquiriendo el comercio en Internet hace temer al Ministerio de Economía y Hacienda que pueda convertirse en una vía de escape al control del fisco. Para atajar esa fuga el subdirector general de Tributos, Domingo Carbajo, ha pedido la creación de una Autoridad Tributaria Internacional que controle la venta de mercancías a través de la red. En su opinión la venta a través de Internet genera problemas de control debido a la deslocalización geográfica de los ofertantes y, en algunos casos, como consecuencia de la ocultación de la identidad real, por lo que rechazó la posibilidad de una autorregulación del sector. En la actual redacción del anteproyecto de comercio electrónico se prevé` que todos los vendedores por Internet están obligados a inscribirse en un Registro de Prestadores de Servicios que servirá para conocer su identidad. Asimismo el anteproyecto de ley los hace responsables de las reclamaciones.