AMDPress.- El Grupo Inditex alcanzó un volumen de negocio consolidado de 3.249,8 millones de euros en 2001, un 24% más que en 2000. A su vez, el beneficio neto del grupo se elevó a 340,4 millones de euros, un 31% más que el ejercicio anterior. Estos incrementos son consecuencia de la estrategia de crecimiento de las cadenas del grupo, la continuidad de la expansión internacional y su adaptación a las demandas del mercado.

Por otra parte, el comportamiento de las ventas (que crecieron un 9% en superficie comparable) y la mejora de la gestión de costes e inventarios han propiciado una mayor rentabilidad, creciendo el cash-flow de explotación (Ebitda) un 35%, hasta 704,5 millones de euros; mientras que el resultado de explotación (Ebit) se situó en 517,5 millones de euros, con un crecimiento del 36%; y el beneficio neto creció un 31%, hasta los 340,4 millones.

Al término del ejercicio 2001, Inditex contaba con 1.284 tiendas abiertas en todo el mundo, 204 más que en 2000, con una superficie comercial de 659.000 metros cuadrados, un 22% más que el año anterior. Del total de tiendas, 515 estaban situadas fuera de España y generaron el 54% de las ventas totales en tiendas; en el caso de Zara, las ventas en tiendas internacionales superaron el 60% del total.

Por enseñas, Zara cerró el año con 507 puntos de venta (tras 58 aperturas); Pull & Bear, con 249 (con 20 inauguraciones); Massimo Dutti, con 223 (y 25 aperturas); Bershka, con 151 establecimientos (y 47 aperturas); Stradivarius, con 120 tiendas (y 20 inauguraciones); y Oysho, con 34 locales, los mismos que abrió en ese año. Además, en el curso de 2001 se produjo la apertura de seis nuevos mercados: Luxemburgo, Islandia, Irlanda, República Checa, Jordania y Puerto Rico.