El grupo textil Inditex invertirá 10,22 millones de euros (1.700 millones de pesetas) en la contrucción de un centro logístico internacional de calzado, que estará situado en Elche y permitirá incrementar la capacidad hasta los 3.000 pares de zapatos.

El nuevo centro dependerá de Tempe, empresa que centraliza las actividades de Inditex en el área del calzado, distribuyéndolo a 33 países.

Cuando inicien su actividad, estas instalaciones darán servicio a más de 1.000 tiendas Zara, Pull and Bear, Massimo Dutti y Bershka, repartidas por distintos países de Europa, América, Oriente Medio y Japón.