Aral Digital.- “Prevemos cerrar el año con un aumento del 5% en nuestra facturación, estando cerca de los 850 millones de euros”, según ha declarado Juan Pascual, consejero delegado de Grupo El Árbol. Tras calificar el presente curso como “difícil”, el responsable de la compañía ha aseverado que “hemos salvado el ejercicio gracias a tres áreas concretas: productos frescos, bazar-menaje y perfumería”. Igualmente, el incremento de las ventas en términos de volumen del grupo ha sido del 12%.

Juan Pascual se ha enorgullecido de que los productos frescos hayan incrementado su peso en la facturación de la compañía, alcanzando ya el 44% del total. Asimismo, en relación al desarrollo de 'My' -la línea exclusiva de productos de perfumería que ha sido lanzada este año y que cuenta actualmente con 25 referencias- supone ya el 16% de las ventas de la sección.

De cara a 2011, las perspectivas no son muy halagüeñas para Juan Pascual, ya que prevé un aumento en la cifra del paro, a las dificultades en el aumento del consumo y a un repunte de la inflación derivado del posible incremento del precio de las materias primas. “Todo esto nos va a obligar a desarrollar diversas políticas de ajuste entre las que destaca el desarrollo del nuevo modelo de tienda”.

Este nuevo modelo, que fue inaugurado el pasado 14 de julio en el establecimiento situado en La Cistérniga (Valladolid), está caracterizado por “ser más práctico y funcional, tener una nueva imagen y ofrecer una propuesta comercial más competitiva”, ha explicado Pascual.

Las previsiones del consejero delegado de El Árbol apuntan a implantar el nuevo modelo comercial en 120 puntos de venta durante el año próximo. Asimismo, también prevé abrir cinco nuevas tiendas, mientras que el desembolso total estimado para 2011 asciende a 10 millones de euros, una cifra similar a la del presente ejercicio. En la actualidad, el grupo vallisoletano cuenta con 454 establecimientos, de los que 422 funcionan bajo el canal supermercado y los 32 restantes lo hacen bajo el de cash&carry.