La cadena japonesa de supermercados Mycal, la cuarta mayor de ese país, se ha declarado en quiebra, con unas deudas de 1,54 billones de yenes (unos 14.170 millones de euros ó 2,38 billones de pesetas).

La bancarrota se produjo como consecuencia de la negativa del banco Dai-Ichi Kangyo, integrado en la sociedad de cartera Mizuho, de dar por finalizada su relación con Mycal por la desconfianza que le producía la evolución del plan de reorganización de la cadena de supermercados, que, fundada en 1963, da trabajo a unos 63.000 empleados y perdió 87.200 millones de yenes el año pasado.