Los consumidores españoles son los europeos más satisfechos sobre la evolución de su calidad de vida en los últimos cinco años, según el informe de El Observador de la Distribución realizado por Fimestic, banco especializado en créditos al consumo. Por otro lado, también se estudiaron aspectos como los lugares preferidos de los europeos para "ir de compras" y si consideramos esta actividad agradable o no; los resultados muestran que nuestras preferencias a la hora de comprar dependen del producto a adquirir, por ejemplo un 46% continuará comprando la ropa en tiendas de barrio. Igualmente, se constata que tres de cada cinco consumidores europeos (un 63%, frente al 59% de los españoles) entienden "ir de compras" como "un placer".