AMDPress.- La facturación de los hipermercados se situó en 17.320 millones de euros en 2002, con un crecimiento del 7,4% con respecto al año anterior, según el Estudio “Distribución Alimentaria” de DBK. Por su parte, el volumen de negocio generado por los supermercados se incrementó en un 8% con respecto a 2001, alcanzando los 36.300 millones de euros (cifra que incluye también las ventas en establecimientos. Con estas cifras, DBK concluye que el año 2002 fue positivo en cuanto al ritmo de crecimiento de los ingresos de los establecimientos de distribución alimentaria.

Durante el año 2002 los ingresos de los hipermercados pasaron de crecer un 5,4% en 2001 al 7,4% ya mencionado de 2002; evolución que se debió en gran medida a la apertura de 23 nuevos establecimientos, además de otros factores, como el mayor dinamismo de las ventas y el crecimiento del precio medio de los productos comercializados a través de este tipo de establecimientos.

Por su parte, la evolución de las ventas en supermercados aceleró su ritmo de crecimiento, ya que pasó del 7,1% de aumento de 2001 al 8% del pasado ejercicio, claro que este porcentaje incluye las ventas obtenidas por los establecimientos discount y los cash.

Como en el caso de los hipermercados, el aumento de la facturación en supermercados se debió principalmente a la apertura de nuevos centros, con una mayor superficie de ventas y una más amplia gama de productos, además del desarrollo del formato discount, y más concretamente del hard discount, todavía en fase de desarrollo en el mercado español.

A finales de 2002, el sector estaba compuesto, según los datos de DBK, por 27.701 establecimientos, con un incremento del 1,9% con relación a 2001. De ese número total, 401 eran hipermercados, y 27.300 eran supermercados, autoservicios, establecimientos discount y cash.

En cuanto al volumen de empleo, en 2002 se alcanzó la cifra de 776.000 trabajadores, un 3,5% más que en el ejercicio anterior.

Los cinco primeros operadores por volumen de facturación en hipermercados son Carrefour, Hipercor, Alcampo, Grupo Eroski y Grupo Ahold, que reúnen una cuota de mercado conjunta del 89,1%, porcentaje que se eleva hasta el 94,7% si se incluyen los diez mayores grupos. En el segmento de supermercados, menos concentrado que el de hipermercados, las cinco primeras empresas son Mercadona, Grupo Eroski, Grupo Caprabo, DIA y Lidl (estos dos últimos operan en el segmento del discount), que absorben el 42,3% de los ingresos totales alcanzados en 2002. Este porcentaje se eleva al 53,2% si se suman los diez primeros operadores.

Según DBK, durante el ejercicio en curso se prevé una continuidad del tono dinámico de la facturación en el sector, con una tendencia alcista de los precios y la aceleración del ritmo de crecimiento del consumo de los hogares en alimentación. Continuará creciendo el número de establecimientos, aunque el número de aperturas será inferior al del ejercicio anterior, especialmente en el caso de los hipermercados, ante las restricciones existentes en muchas de las Comunidades Autónomas a la hora de conceder nuevas licencias.

Por ello, el segmento de hipermercados podría incrementar en 2003 sus ingresos unos 18.445 millones de euros, con un crecimiento del 6,5%, y finalizar el ejercicio 2003 con 416 hipermercados abiertos, alrededor de un 3,5% más que en 2002.

A su vez, el segmento de supermercados podría incrementar su facturación alrededor de un 7% ó un 8% durante los años 2003-2005, con un crecimiento similar al de los dos ejercicios anteriores. De esta forma, cabe esperar que los supermercados obtengan unos ingresos próximos a los 38.840 millones de euros en 2003, cifra un 7% por encima de la alcanzada en 2002, pudiendo registrarse un nuevo repunte en 2004 y 2005.

Los supermercados previsiblemente mantendrán un ritmo de crecimiento similar al de los últimos años, entre el 1,5 y el 2% anual, produciéndose unas 400 ó 500 aperturas anuales, lo que daría lugar a que a la finalización de 2005 habría unos 28.600 establecimientos. El mayor tamaño de los nuevos supermercados y la ampliación de la gama de productos permitirán que continúe creciendo la facturación media de los centros.