Aral Digital.- La demanda de productos de Gran Consumo en España se mantiene con un 0,6% en volumen de negocio entre enero y septiembre de 2011, penalizado todavía por los malos resultados del primer trimestre, y crece en facturación un 1,6%, motivado principalmente por la inflación registrada, según datos de la consultora Kantar Worldpanel.

Durante el tercer trimestre la demanda ha crecido un 1,3% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que en términos de valor se ha traducido en un crecimiento del sector del 2,9%. Sobre el efecto de la inflación en el consumo, el análisis de la consultora destaca que los hogares sólo están asumiendo parcialmente el incremento de los precios, a través de alternativas que le permiten reducir el ticket de compra.

La búsqueda de precio por parte del consumidor ha propiciado que establecimientos orientados a precio, como los canales de descuento y Mercadona, estén consiguiendo niveles similares de ventas a los del canal especialista. En este sentido, tanto el canal precio como el especialista concentran en el tercer trimestre un 31% cada uno del gasto realizado en Gran Consumo, mientras que el supermercado recoge el 22% del gasto y el hiper cierra con una cuota del 15%, tal y como indica el informa de Kantar.

La marca de la distribución sigue siendo otra de las fórmulas del consumidor para equilibrar su presupuesto, y aunque a un ritmo menor que el año anterior, en lo que llevamos de 2011 está aumentando su peso y en el tercer trimestre alcanza el 31,6% de todo el gasto realizado en productos de alimentación envasada, droguería y perfumería. Este crecimiento se concentra en la sección de droguería, donde gana entorno a un 1 punto de cuota y alcanza el 44,8% (43,9% en 2010), mientras que pasa del 34% al 34,6% en alimentación envasada y sigue encontrando barreras de desarrollo en perfumería y se queda en una cuota del 12%, prácticamente igual que en 2010 (11,8%).