Aral Digital.- La plantilla de Consum crecerá en 2008 en unos 700 puestos estables, dirigidos principalmente a personas con experiencia en las secciones de productos frescos (carnicería, pescadería, charcutería, frutería y panadería), así como en caja y reposición. Con esta oferta, la cooperativa participa estos días, por 11º año consecutivo, en la Feria Formaemple@.

Ya el pasado año y fiel a su política de empleo estable y de calidad, la cooperativa valenciana cerró el ejercicio con una plantilla de 9.290 personas, 2.745 trabajadores más que el año anterior. De ellos, el 95% disfrutan de la condición de socios y fijos, lo que entre otras cuestiones les permite participar en el reparto de los beneficios anuales de la cooperativa valenciana. El crecimiento se ha debido a la integración de los trabajadores de las redes de supermercados adquiridas en 2007, así como a la creación de más de 700 nuevos empleos.

La inversión en la formación y mejora continua de los trabajadores es parte de la cultura de Consum. Por ello, se han destinado más de 105.791 horas a formación reglada dentro del horario laboral, a través de 512 acciones formativas, que han contado con cerca de 11.991 participantes.

Asimismo, la adquisición de nuevas competencias y habilidades ha supuesto que 445 trabajadores se hayan beneficiado de la política de promoción interna de Consum, mejorando así sus condiciones laborales.

Por otra parte, en los últimos tres años, Consum ha incrementado un 27% el salario mínimo de sus socios, hasta situarse al más alto nivel retributivo de su sector. Así, un socio trabajador de Consum percibe como mínimo la cantidad de 1.108 euros brutos al mes.

A esto hay que unir que los socios participan en el reparto de beneficios anuales de la Cooperativa y que, en 2007, se han repartido 11.343.000 euros, el 75,5% de los resultados económicos de Consum en 2006, lo que supone que cada uno ha recibido de media 1.822 euros.

Consum integra la responsabilidad social en su gestión y uno de los pilares de este compromiso es la mejora de las condiciones laborales y la promoción de medidas para conciliar la vida laboral y la personal.

La cooperativa cuenta con el Certificado de Empresa Familiarmente Responsable, concedido por la Fundación Familia y avalado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Entre las medidas que ha adoptado para favorecer la conciliación personal y profesional, se encuentra prestar especial atención a la maternidad, ya que el 78% de su plantilla está formada por mujeres con una media de edad de 34 años.

La última de estas medidas en aprobarse ha sido la posibilidad de acumular el permiso de lactancia al final de la baja por maternidad en 23 días más, que pueden disfrutar tanto las madres como los padres en el caso de que ambos trabajen en Consum.