Las ventas de vino de calidad de la Denominación de Origen Cariñena crecieron en 1999 un 43% con respecto al año anterior, pasando de 13,6 millones de botellas de tres cuartos comercializadas en 1998 a los 19,5 millones en el último año. El crecimiento en el mercado interior ha sido del 45% y el de las exportaciones de un 40%. Estas últimas representan en la actualidad un 43% de las ventas totales de Cariñena. Por tipos de vinos, los grandes reservas incrementaron sus ventas un 117%, las de los reservas crecieron un 156%, y las de vinos de crianza un 67%. Mientras que los jóvenes se mantuvieron estables con respecto al año anterior. En cuanto al presente ejercicio, las previsiones son igualmente optimistas, tanto para el comercio exterior como para el mercado interior, y se prevé un crecimiento en torno al 10-15%.