La empresa valenciana Omsa Alimentación, adquirida por el Grupo Campofrío el pasado mes de mayo, ha alcanzado un volumen neto de ventas de 19.501 millones de pesetas durante el primer semestre del ejercicio 1999-2000 , que finaliza en noviembre, lo que supone un aumento del 9,5% respecto al mismo periodo de su ejercicio anterior. Esta favorable evolución de las ventas ha tenido un efecto directo sobre los resultados de la compañía, que han crecido un 4,1% hasta alcanzar los 632 millones de pesetas antes de impuestos. En este periodo Omsa Alimentación ha generado un cash flow bruto de 1.084 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 5,5%. Las inversiones realizadas han ascendido a 713 millones de pesetas, frente a los 445 millones del mismo periodo del ejercicio precedente. Por otra parte, Omsa ha alcanzado recientemente un acuerdo con la empresa Vall Companys, por el cual esta última suministrará a Omsa una cantidad aproximada de 120.000 cerdos anuales con destino a sus cuatro plantas/matadero.