Aral Digital.- Las ventas del comercio al por menor registraron una caída interanual del 7,8% en términos constantes durante el mes de mayo y del 6,3% si se elimina el efecto calendario. A precios corrientes, las ventas minoristas registraron una contracción del 10,6% en mayo, el segundo mayor descenso de la serie, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que precisó que las ventas sin incluir las estaciones de servicio cayeron un 6,5%.

De esta forma, en mayo, las ventas del comercio minorista descendieron por decimotercer mes consecutivo, mientras que el empleo en el sector minorista retrocedió un 4,6% en mayo, el mayor descenso desde 2005 y el décimo consecutivo.

Las ventas de los productos alimenticios se redujeron un 6,5%, mientras que las de productos no alimenticios disminuyeron un 6,8%. Entre estos últimos, destacó la caída de ventas en el segmento de equipo del hogar, que se apuntaron un retroceso del 22,5%.

En un desglose por fómulas comerciales, las pequeñas cadenas cayeron un 7,9%, las grandes superficies un 7,8%, las empresas unilocalizadas un 6,2% y las grandes cadenas redujeron sus ventas un 2,6%.

El índice general de grandes superficies, que refleja el comportamiento de las ventas en locales con una superficie mayor de 2.500 metros cuadrados, registró un descenso interanual del 7,8% en términos constantes. Los productos de alimentación y los no alimenticios decrecieron un 11,5% y un 5,5%, respectivamente.

Por territorio, las ventas del comercio minorista disminuyeron en mayo en todas las comunidades autónomas. Los mayores descensos correspondieron a Comunidad Valenciana (-12,4%), Baleares (-11,9%) y Murcia (-11,1%).