Aral Digital.- Las dos principales cadenas japonesas de supermercados, Seven & I y AEON, han registrado caídas de ingresos y beneficios durante el periodo marzo-noviembre del año pasado, debido a que el incremento del paro y al deterioro de las rentas ha afectado al consumo doméstico.

Así, AEON ha acumulado una retroceso en su beneficio neto hasta cifrarlo en 74,6 millones de euros (9.930 millones de yenes), frente a los 221 millones de euros (29.450 millones de yenes) registrados en 2008. En el caso de Seven & I, la compañía ha visto como su beneficio neto ha disminuido un 31,8%, respecto al año pasado, hasta quedarse en 521 millones de euros (69.350 millones de yenes).

Por otro lado, el beneficio bruto consolidado en los tres primeros trimestres del año fiscal vigente de AEON ha caído un 20,3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 406,7 millones de euros (54.100 millones de yenes). Por su parte, el descenso del beneficio de Seven & I Holding alcanzó el 21,4%, hasta los 1.281 millones de euros (170.450 millones de yenes).

En lo que a ingresos operativos se refiere, AEON ha totalizado 28.040 millones de euros (3,73 billones de yenes), que supone un 3,9% menos que en 2008, mientras que Seven & I ha registrado 28.717 millones de euros (3,82 billones de yenes), es decir, un retroceso del 11,8%.