AMDPress.- La cadena de distribución Marionnaud Parfumeries inauguró el pasado lunes, 28 de abril, una nueva perfumería emplazada en el número 3 de la Plaçeta Font Trovada, en la localidad barcelonesa de Terrassa. El establecimiento, ubicado en un palacete modernista en pleno casco histórico de la ciudad, cuenta con una superficie de 800 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas: las dos primeras, destinadas a la venta de productos de perfumería, maquillaje y tratamiento de marcas selectivas, de consumo y parafarmacia; y una exclusiva para cabinas de belleza y tratamientos estéticos.

Esta apertura eleva a 186 el número de perfumerías de la cadena en la península, y a 29 las ubicadas en Cataluña, donde se encuentra su sede. La mayor parte de sus puntos de venta se corresponden con establecimientos pertenecientes a cadenas adquiridas por Marionnaud durante su expansión por España (Etxezuri, Conrado Martin, Perfumerías Cuscó, Mendoza y Soledad). No obstante, la enseña distribuidora cuenta también con tiendas propias, como esta nueva macroperfumería, donde se refleja más claramente la imagen corporativa del grupo.

Los planes previstos por Marionnaud para los próximos meses pasan por continuar incrementando su red de tiendas hasta alcanzar los 300 establecimientos en la Península antes de que finalice 2003. Asimismo, el grupo pretende doblar su cuota de mercado en la distribución selectiva española y portuguesa, cifradas en la actualidad en un 7,5% y un 5%, respectivamente.

La firma ha cerrado el año con una facturación de 110 millones de euros, un 11% más que el año anterior. Fuentes de la cadena apuntan la labor del equipo de 900 profesionales que integran Marionnaud, a su estructura organizativa (basada en cinco plataformas que gestionan toda la red de perfumerías a nivel logístico, así como la política de promociones con las marcas) como factores clave de este incremento.