AMDPress.- El grupo de distribución Miquel Alimentació cerró el ejercicio 2004 con una facturación de 820 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,82% respecto a 2003. En los primeros cinco meses de 2005, el grupo ya ha experimentado un aumento de ventas del 8,77% respecto al mismo período del año anterior. Asimismo, el grupo registró en 2004 un beneficio ordinario antes de impuestos de 23,5 millones ( 19%) y el cash flow ordinario se situó en 40 millones ( 18%).

Durante el año 2004, Miquel Alimentació realizó inversiones por valor de 19,6 millones de euros, destinadas en su mayoría a acciones de expansión: 22 nuevos supermercados Suma y un cash&carry Gros Mercat. Para este año, el grupo de distribución prevé invertir 22 millones de euros y elevar su cifra de negocio hasta los 897 millones, lo que representaría un crecimiento del 9%.

La empresa tiene previsto inaugurar en el segundo semestre de este año un cash&carry Gros Mercat en Alcalá de Henares (Madrid), así como abrir 20 supermercados Suma y 25 autoservicios Pròxim -entre propios y franquiciados- en diferentes Comunidades Autónomas.

Por otra parte, Miquel Alimentació se encuentra también inmerso en un proceso de reestructuración organizativa, que ha supuesto la creación de dos grandes direcciones: dirección de Negocio y dirección de Operaciones, ocupada esta última por Jorge Fernández. El resto de incorporaciones son: Alex Estebanell, director de Producto Fresco; Joaquim Malé, director de Administración y Finanzas; Fernando di Menna, director de Sistemas y Técnicas de Personal; Alejando de Andrés, coordinador Plan de Sistemas; Belarmino Doce, director Marca Propia; David Quintana, director de Márketing; Jordi Darder, director del Área Comercial y Márketing; Lluis Felipe, controler del Grupo, y Lluis Batlle, director del Área Legal e Institucional.

Conviene recordar que el mes de abril de 2004 incorporó a Jordi Comas Riu como nuevo consejero delegado, compartiendo funciones con Josep Miquel Comas. Asimismo, el director general de la compañía, Martí Jordà, ha llegado a un acuerdo con el Consejo de Administración para abandonar la dirección de la empresa.

Miquel Alimentació Grup, con una cifra de empleados de 2.876 personas, cuenta actualmente con una red de 28 cash&carry Gros Mercat, 449 supermercados (entre propios y franquiciados) y más de 1.600 clientes en su línea de Mayor o distribución tradicional.