AMDPress.- El grupo francés de distribución Pinault-Printemps-Redoute (PPR) ha confirmado la venta de su filial Guilbert, especializada en material de oficina, a Office Depot por 815 millones de euros, tras el visto bueno del ejecutivo comunitario, que no considera esta operación lesiva para la competencia.

Esta venta responde al deseo de la empresa francesa de concentrarse en sus negocios de gran público y lujo, entre los que figuran Fnac, Conforama, Gucci, Yves Saint-Laurent, Rexel y La Redoute.

Este hecho se suma a la política de ventas practicada desde 2002 por el grupo francés, que consiguió con la transferencia de negocios una duplicación de beneficios el pasado año.