Los trabajadores de Marks & Spencer se manifestaron ayer, 20 de mayo, en Madrid (ante las puertas de la embajada del Reino Unido y, después, en la sede de la tienda madrileña de Serrano) contra el cierre de las nueve tiendas que la británica tiene en España, y que supondrá la pérdida de 786 empleos.