Aral Digital.- La cadena británica de distribución Sainsbury's ha incrementado su facturación un 7,6% en la primera mitad de su ejercicio fiscal (concluido el pasado 1 de octubre), que se queda en una subida del 4,3% si se excluye la comercialización de combustible. En términos comparables, el crecimiento de sus ventas ha sido del 5,1% en este periodo.

En el segundo trimestre el aumento de su cifra de negocio ha alcanzado el 7,8% (4,4% si se excluye el combustible). En datos like-for-like, las ventas han crecido en los últimos tres meses un 5,4%. Estos resultados mejoran ligeramente los cosechados por la compañía londinense en el primer trimestre anterior, cuando logró un aumento de facturación del 7,3% y de ventas comparables del 4,8%.

Justin King, CEO de Sainsbury's, ha señalado que las condiciones del mercado siguen siendo difíciles, y ha agregado que “los precios de los combustibles continúan afectando a los consumidores y presionando a los presupuestos familiares”. Las ventas en sus tiendas de conveniencia se han elevado un 20%, con un crecimiento comparable superior al obtenido por los supermercados.

En estos seis meses de ejercicio, Sainsbury's ha puesto en marcha 37 nuevos establecimientos en el canal de conveniencia (24 en el último trimestre), hasta alcanzar los 400 centros de este formato. Además, ha inaugurado cuatro supermercados y ha realizado 12 ampliaciones en puntos de venta.