Aral Digital.- La cadena británica Tesco ha inaugurado su primera tienda completamente autoservicio. En la localidad inglesa de Northampton, la compañía ha decidido poner en funcionamiento un establecimiento Express “self-service” que cuenta con cinco cajas registradoras supervisadas por un único empleado.

La compañía define este nuevo modelo de centro como una “tienda de compra asistida”, con personal preparado para ayudar a los clientes si fuera necesario.

Este formato de tienda ha sido criticado desde algunos frentes advirtiendo de que la ausencia de dependientes “marca el final de una relación de interacción entre el cliente y el vendedor y que podría costar miles de despidos”. Desde Tesco, sin embargo, aducen que los empleos no están en riesgo y que ese método es “mucho más rápido que el habitual, y que, para aquellas personas que no lo han usado nunca, hay un miembro de la empresa dispuesto a ayudarles”.

En el Reino Unido, las principales cadenas de supermercados emplean a cerca de 750.000 trabajadores. Sólo Tesco -que dispone de la mayor plantilla en el sector de la distribución en las islas- cuenta con 221.000 empleados.