El pasado sábado por la tarde, un incendio calcinó las instalaciones de Mercairuña, el mercado mayorista de Pamplona, propiedad del Ayuntamiento, el Gobierno foral y la empresa nacional Mercasa. A la espera de resolver las causas del incendio -que destruyó la totalidad de los 4.500 metros cuadrados del mercado-, así como de cuantificar las pérdidas ocasionadas, los 17 mayoristas de frutas y hortalizas que operaban en Mercairuña continuarán con su actividad en una nave cedida por la empresa NTV Logística ubicada en la Ciudad del Transporte, en la localidad de Imárcoain. Por su parte, los mayoristas de pescado utilizarán una nave cercana a las antiguas instalaciones de Mercairuña.