El Grupo Unigro ha aprobado una ampliación de casi 8.000 millones de pesetas en su capital social (que es de 13.494 millones) para compensar los malos resultados que ha tenido en los últimos años (en 2000 tuvo unas pérdidas operativas de 1.663 millones de pesetas). Unigro debe aún formalizar esta operación, así como renegociar la deuda a corto y largo plazo que mantiene con su casa matriz, la holandesa Laurus.