Aral Digital.- La cadena de distribución norteamericana Wal Mart ha lanzado una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre el 100% de la compañía chilena de supermercados Distribución y Servicios (D&S) por un importe de 2.660 millones de dólares (1.899 millones de euros).

Esta adquisición de la empresa chilena podría formar parte de una estrategia iniciada por Wal Mart por adentrarse en los mercados de Perú y Colombia. Según las interpretaciones de expertos en mercado, la cadena norteamericana ha optado por Chile como plataforma para dirigir todas sus operaciones en Sudamérica, salvo en Brasil.

Asimismo, esta operación ha provocado la adopción inmediata de una serie de medidas por parte de Wal Mart. De este modo, la compañía estadounidense ha solicitado a D&S que no comercialice en sus supermercados productos que provengan de Cuba, Venezuela, Irán e Irak, países sobre los que EE.UU. mantiene un bloqueo económico. Esta medida afectará las adquisiciones de 42 productos originarios de esos mercados, entre los que destacan los rones.

Tampoco serán adquiridos bienes de Costa de Marfil, República Democrática de Congo, Corea del Norte, Sudán, Liberia y Bielorrusia, entre otros países, debido a los conflictos diplomáticos con Estados Unidos.

Al tener conocimiento de esta decisión, la Fiscalía Nacional Económica chilena ha iniciado una investigación para comprobar si existe discriminación en esta restricción impuesta por la cadena norteamericana. Así lo ha comunicado recientemente Enrique Vergara, fiscal nacional económico del país andino, que ha declarado que esta investigación se abre para analizar la presunta decisión de la empresa Wal Mart de prohibir la venta de productos provenientes de países con los que EE.UU. mantiene conflictos diplomáticos.