La cadena de franquicias Yves Rocher ha inaugurado su quinto centro en la ciudad de Bilbao. El nuevo establecimiento cuenta con una superficie total de 196 metros cuadrados, de los que 66 metros cuadrados corresponden a la sala de ventas.