La Asociación de Empresas del Gran Consumo Aecoc y la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) han presentado un proyecto de colaboración, por el que profesionales de la Asociación formarán a los voluntarios de los 55 bancos de alimentos con que cuenta nuestro país y a los de sus entidades beneficiarias en materia de seguridad alimentaria, manipulación de alimentos y buenas prácticas en las operaciones de logística y transporte.

Se trata de un plan que Aecoc incluye entre sus iniciativas de RSC que tiene como objetivo capacitar a todas las personas que colaboran con los bancos de alimentos y también con todas aquellas organizaciones benéficas a los que éstos proveen para posibilitar que la recepción, transporte y manipulación de los alimentos se realice con las máximas garantías de higiene y seguridad.

Según el director general de Aecoc, José Ma Bonmatí, "es sumamente importante ofrecer a los usuarios de estos servicios, alimentos con las mismas garantías que los que pueden adquirir en cualquier punto de venta". 

De igual modo, tanto Aecoc como Fesbal consideran que mejorar la formación de los voluntarios en este tipo de competencias es clave para que "las empresas que habitualmente donan productos lo hagan con la tranquilidad de que los alimentos se tratan adecuadamente hasta su entrega al beneficiario, así como animar a compañías que aún no lo estén haciendo a donar sus excedentes a los bancos de alimentos".

En nuestro país un 24,2% de la población sufre exclusión moderada y el 10,9% vive en severa marginalidad, según el último informe de Cáritas. Por ello, según el director general de Aecoc, es "fundamental tratar de activar todos los mecanismos posibles para que más alimentos lleguen a estos canales, así como ayudar a los bancos y las entidades beneficiarias a desarrollar su importante laboral social dotando sus procesos de la máxima eficiencia y seguridad".

El plan de formación ha arrancado con dos sesiones sobre seguridad alimentaria y manipulación de alimentos al equipo de Fesbal y a los voluntarios del Banco de Alimentos de Madrid. En total se formó a cerca de 50 personas que serán acreditadas por Aecoc como manipuladores de alimentos para estos entornos (bancos de alimentos y entidades beneficiarias).
El plan arrancado ayer es una de las actividades llevadas a cabo en el marco del proyecto "La Alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala" que Aecoc coordina y que secundan más de 250 empresas y organizaciones.