El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha presentado los datos del Informe de Consumo Alimentario en España 2019, que permite disponer de una información anual completa sobre los alimentos y bebidas que se consumen dentro y fuera del hogar, y cuáles son los hábitos y tendencias de consumo de los españoles.

En base a los datos del informe, el ministro ha destacado que los españoles muestran su preferencia por los alimentos frescos, que reflejan “la diversidad productiva de la agricultura, ganadería y pesquerías de nuestro país” y que son la base de la Dieta Mediterránea.

Además, este año el informe profundiza en el análisis sociodemográfico, donde se analizan los factores con mayor influencia en la evolución del consumo, así como información más completa sobre los alimentos y bebidas que han consumido los españoles en 2019. Asimismo, el ministro ha presentado los datos del consumo de alimentos en los hogares durante la crisis del Covid-19, a través del seguimiento semanal realizado por el Ministerio a través del Panel de consumo en este periodo.

Loas productos frescos representran una parte importante del consumo doméstico, con un 43,1% del gasto total y un 39,8% del volumen

De esta forma, ha detallado que el gasto total de los españoles en alimentación alcanzó los 105.465,2 millones de euros, con un incremento del 2,3% respecto a 2018, manteniendo la tendencia creciente de los últimos años. Del gasto total, 69.503,13 millones de euros corresponden al consumo doméstico, el 65,9%, y 35.962,07 millones al consumo realizado fuera del hogar, el 34,1%.

En volumen, el consumo total alcanzó 33.303,08 millones de kilos o litros, cifra muy similar a la registrada el año pasado, unos 33.464,38 millos de kilos o litros. De esta cantidad, un 86,1% se realizó en los hogares y un 13,9% fuera del hogar. Estas cantidades suponen que cada español gastó en 2019 una media de 2.567,17 euros en alimentación, para un consumo medio per cápita situado en 758,19 kilos-litros de alimentos y bebidas.

Sin embargo, en relación con el consumo en los hogares españoles, Planas ha apuntado que el gasto en alimentación ascendió en 2019 a 69.503,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,4% respecto al año anterior. Este incremento del gasto se debe a la subida registrada en el precio medio de los alimentos, de un 1,8%, ya que el volumen total adquirido registró un ligero descenso del 0,4%.

Mientras tanto, el consumo per cápita dentro del hogar supuso una cantidad media de 621,67 kilos-litros. Las frutas son los alimentos que suponen un mayor volumen de consumo por persona y año, concretamente 90,9 kilos, seguido de las verduras, patatas y hortalizas, 84,6 kilos y leche, 69,3 kilos.

En este ámbito, los productos frescos representan una parte importante del consumo doméstico, con un 43,1% del gasto total y un 39,8% del volumen. El consumo de este tipo de alimentos denota cierta estabilidad, con ligeros incrementos con respecto a 2018, tanto en valor, +1,9%, como en volumen, +0,1%. El resto de alimentación registra un alza del 1,1% en valor, aunque pierde un 0,7% en volumen.

Respecto al consumo por tipo de hogar, los hogares formados por parejas con hijos son los que concentran mayor proporción de consumo en relación a su peso en la población, junto con las parejas adultas sin hijos. Los jubilados, que son el 23,2% de los hogares, representan el 23% del consumo. Mientras, los hogares de jóvenes, además de ser los menos numerosos, consumen también menos en casa.

Se consolida la tendencia a simplificar el menú y a utilizar métodos de cocinado más saludables que mantienen la esencia de los alimentos

Por su parte, las comunidades autónomas con mayor consumo per cápita en el hogar son Baleares, Cataluña, Canarias, Galicia, Castilla y León y la Comunidad Valenciana, todas por encima de la media nacional. Por valor, el gasto per cápita más alto se produce en el País Vasco, Cataluña y Baleares.

En relación con los establecimientos de venta, el supermercado es el canal preferido por los consumidores para realizar sus compras, representando el 48,2% de las compras de productos de alimentación. Dentro de este canal, la alimentación fresca tiene un ligero crecimiento, con una evolución del 1,5%, mientras que el resto de alimentos pierde el 0,7% del volumen con respecto al año anterior.

En contraposición, durante el año 2019, el gasto en alimentos y bebidas fuera del hogar ascendió a 35.962,07 millones de euros, lo que equivale a 4.633,70 millones de kilos-litros y cerca de 16.718,59 millones de consumiciones en términos generales. En volumen apenas se modifica con respecto al año anterior, con un -0,1%, pero sí tiene un impacto económico para el sector del 4,1%, debido al incremento del 4,2% del precio medio con respecto al año anterior.

Así, cada persona consume fuera del hogar 136,62 kilos-litros de productos de alimentación. El gasto per cápita de media fuera del hogar fue de 1.060,29 euros, de los que un 60,6% se destinaron a alimentos y un 39,4% a bebidas.

Por último, respecto a la situación vivida durante los últimos meses debido al Covid-19, Planas ha señalado que “la pandemia nos ha proporcionado la ocasión para redescubrir el valor de los alimentos, tanto desde el punto de vista de la salud como de la gastronomía”. Según el ministro también ha demostrado la importancia del sector agroalimentario español y de toda la cadena alimentaria, que ha realizado “un enorme esfuerzo para garantizar el suministro alimentario en todo momento”.