Grupo Bimbo ha anunciado un acuerdo para la adquisición de Panrico en España y Portugal por 190 millones de euros. La compra incluye el 100% de las acciones y marcas emblemáticas como Donuts, Donettes, Bollycao, La Bella Easo, Eidetesa y Qé!; pero excluye la categoría de pan de molde de marca.

Durante 2014, Panrico generó ventas por alrededor de 280 millones de euros. Con esta transacción Grupo Bimbo refuerza su presencia en España y Portugal, complementando su cartera de productos, implantación fabril y red de distribución.

Grupo Bimbo está presente en España y Portugal a través de su filial Bimbo Iberia, donde comercializa más de 100 referencias diferentes de las marcas Bimbo, Silueta, Ortiz, Martínez, Eagle, Bony, Pantera Rosa, Tigretón, Thins, Oroweat y Thomas. La compañía tiene cerca de 2.000 empleados y nueve plantas.

Por su parte, Panrico es una de las compañías líderes de la industria de la panificación en España y Portugal, donde cuenta con nueve plantas de producción y más de 2.000 colaboradores.

Reestructuración de Panrico

Oaktree es el responsable de la gran reestructuración del grupo, tal y como publica el diario digital Crónica Global. Llevó a la compañía a la declaración del preconcurso de acreedores a finales de 2013 y propició un expediente de regulación de empleo que acabó con la salida de 745 empleados y una reducción de todos los salarios, además de la declaración de la huelga más larga de la historia de España: 13 meses con la factoría catalana parada.

Cuando se inició el proceso, fuentes del entorno del entonces máximo directivo de Panrico, Carlos Gila, indicaron que el fondo había iniciado conversaciones tanto con Bimbo como con Europastry para colocar los activos del grupo. Con Bimbo han firmado finalmente la venta. Otros interlocutores del sector no descartan que la compañía de los Gallés se quede con el único negocio que no pasará a manos mexicanas, el pan de molde.

Bank of America Merrill Lynch, J&A Garrigues, PwC y Freshfields Bruckhaus Deringer han asesorado en la transacción que está sujeta a la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).