El volumen de negocio generado, las visitas registradas y la elevada demanda para formar parte del catálogo de los expositores son algunas de las principales razones por las que el comité organizador de la Feria de Agricultura Ecológica, BioCórdoba, ha decidido que la próxima edición vuelva a incrementar su superficie expositiva, que este año, con 2.500 metros cuadrados, ya era un 67% superior a la del año anterior.

La feria, que desde el pasado jueves, 19 de octubre, se ha celebrado en la capital cordobesa con la participación de 12 Comunidades Autónomas, se clausuró ayer domingo con la participación de 78 firmas expositoras y más de 14.000 visitas registradas, tanto de público en general como de profesionales del sector procedentes de España y de otros países. Por otra parte, las misiones comerciales que se desarrollaron el jueves y viernes, con la visita de once importadores procedentes de Estados Unidos, Alemania y Dinamarca, han dado como resultado varios acuerdos firmes de exportación con empresas nacionales.

El comité organizador de la feria, integrado por la consejería de Agricultura y Pesca, la Asociación de Empresas con Productos Ecológicos de Andalucía (EPEA) y la Diputación de Córdoba, ha anunciado que se constituirá en “una entidad para la gestión permanente de la feria, dado el peso y relevancia en el ámbito nacional adquirido por BioCórdoba 2006”. Aunque aún no se ha desvelado la naturaleza que tendrá la futura entidad, el comité organizador ha asegurado que la muestra está “sobradamente consolidada para disponer de su propio órgano gestor, no sólo durante los días en los que se celebra, sino también durante el resto del año”.

Además, cabe destacar el convenio firmado durante la feria entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Federación Española de Empresas con Productos Ecológicos, que preside el máximo responsable de EPEA, Francisco Robles, con el objetivo de promover, desde la Federación, el desarrollo industrial de la producción ecológica en España.