AMDPress.- La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega ha publicado el informe de resultados del ejercicio 2001 donde en primer lugar, cabe destacar que a pesar de la crisis de la encefalopatía espongiforme bovina el número de ganadero inscritos en esta IGP ha aumentado un 9% durante el último año, situación que junto a la amenaza de fiebre aftosa sí que ha incidido en le número de terneros identificados, que ha registrado un ligero aumento del 0,1%.

El fuerte descenso de la carne de vacuno en los primeros meses del año, así como la escasez de terneros cebados para sacrificio durante los meses de verano y otoño, ha generado un descenso del 5% en el número de canales certificadas, a lo que hay que añadir una reducción de su peso medio cifrada en torno al 5,9% -consecuencia de la reducción de un mes en la edad del sacrificio de los terneros-. Ambas variables confluyen en una disminución del 10,9% de las toneladas de carne certificadas por la IGP.