Aral Digital.- Cárnicas Serrano cerró el ejercicio 2006 con una facturación de 38,1 millones de euros, lo que representa un incremento del 2,2% respecto al ejercicio anterior. Asimismo, la compañía ha obtenido el certificado IFS (International Food Standard) que le permitirá trabajar con las principales cadenas de distribución de la Unión Europea. La exportación representa actualmente el 15% de la facturación de la compañía valenciana.

La norma IFS fue creada por las grandes empresas de distribución alemanas y francesas para regular los sistemas de gestión de la calidad de las empresas del sector de la alimentación, con la intención de estandarizar los requisitos para las compañías suministradoras de productos alimenticios y lograr la máxima seguridad en los procesos de fabricación y manipulación de alimentos.

Alemania, Francia, Holanda y Reino Unido son los principales destinos de la exportación de Cárnicas Serrano. El objetivo de la empresa cárnica para el próximo ejercicio es continuar mejorando sus procesos productivos, continuar con su labor de investigación en el área de alimentos beneficiosos para la salud e incrementar el peso del mercado exterior en su negocio.