AMDPress.- Casademont ha ampliado hasta el 95,82% su participación en el secadero de jamones Boadas Embutidos y Conservas (BECSA). Esta compañía elaboró en 2002 un total de 230.000 jamones, lo que equivale a una producción semanal de 4.400 piezas. Casademont ya controlaba desde hace una década el 50% de la acciones de la compañía, con quien subcontrata casi toda su producción de jamón serrano.

La toma de control de BECSA se ha ejecutado a través de tres ampliaciones de capital y mediante la compra de las acciones en manos de las familias Coll, Baulida y Boadas. Sólo uno de los hermanos Boadas mantiene una participación del 4,18%. Con estas tres ampliaciones Casademont ha desembolsado un total de 1,83 millones de euros, con lo que ha elevado el capital social de la compañía hasta los 2,45 millones de euros.

Casademont registró el pasado año una ventas de 63 millones de euros, frente a los 74,1 millones que ingresó en 2001. Según los responsables de la compañía, este descenso del 15% se ha debido a un cambio de estrategia, centrado en apostar más por el margen comercial y no tanto por el volumen.

Casademont exporta el 15% de sus productos y en tres años espera que este porcentaje se incremente hasta alcanzar el 25%. La compañía cuenta con unas instalaciones de 8.000 metros cuadrados en su fábrica de productos cocidos, 6.000 metros cuadrados en su fábrica de curados y 8.000 metros cuadrados en secaderos.

La capacidad de producción de Casademont es de veinte millones de kilos de productos cocidos, diez millones en productos curados, cinco millones en especialidades y otros diez millones en loncheados.